La marca personal y su impacto en la búsqueda del empleo

En los últimos años hemos oído hablar de manera reiterativa de la marca personal en las redes sociales.

Hay teóricos de la materia que desgranan argumentos sólidos sobre la necesidad de crearnos esa seña de identidad virtual como medio de conseguir hacernos visibles y acceder a los empleos que nos interesan.
Como toda fórmula mágica, a veces funciona y otras no, con lo que, en este segundo supuesto, caemos en una cierta desorientación, cuando no depresión, porque deducimos que tal vez no hemos entendido bien la tarea de realizar esa marca o quizás nuestras competencias no presentan suficiente entidad para que alguien se fije en ellas.

Se me ocurre una tercera alternativa. ¿Y si resulta que el posible reclutador es el que no maneja adecuadamente los datos que tiene delante?. El perfil de una persona es demasiado rico y complejo como para poder reducir a unas simples palabras clave que hagan aparecer su currículum en una búsqueda determinada.

He comentado en algún post anterior que las empresas pedimos actualmente competencias de conocimiento y motivaciones. Las primeras se pueden analizar a través de la formación y experiencia acumulada, pero eso será si mi currículum sale a la luz.

Por eso es importante, cuando buscamos empleo, analizar los contenidos de las ofertas, ver qué términos se utilizan, cuales son los requerimientos e ir plasmando en nuestro perfil de la red esas palabras clave en definiciones alternativas, que harán saltar a la luz nuestro currículo.

Después simplifiquemos la terminología utilizada para hacerla comprensible y hagamos el esfuerzo de proponer cuál es nuestra contribución a ese puesto de trabajo y si venimos de otro sector, cómo podemos hacer la transferencia de nuestro conocimiento de un sector a otro.

Salvo puestos muy específicos, de contenido técnico, los obstáculos son salvables. Es cuestión de proponer cómo sabemos hacerlo y convencer de cómo queremos hacerlo.

 

José Luis Morte – Director de RH Asesores Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *