El mercado laboral español

El mercado laboral español - José Luis Morte

El pasado día 28 de Mayo leí en la prensa un enunciado que me hizo pensar sobre  qué está ocurriendo en el Mercado de trabajo en España. Comenzaba con unos enunciados preocupantes: “El Sistema Laboral español no tiene capacidad para absorber a los desempleados de larga duración o a los de baja preparación. Los puestos que se ofertan exigen una cualificación sobre todo tecnológica. Esta coyuntura obliga a estos colectivos a reinventarse y auto diseñarse un plan de formación de choque”.

A renglón seguido decían que “El Mercado laboral español es cada día más contradictorio porque, a pesar de las elevadas tasas de desempleo, muchas empresas no encuentran los profesionales cualificados que necesitan”.
Una vez más, parece ser que la carga de la responsabilidad es de los Trabajadores que buscan nuevo empleo: no están preparados para lo que las Empresas demandan.

Las afirmaciones, cogidas por separado, son ciertas; no están preparados y las Empresas buscan. Pero juntas no responden a la realidad concreta.

Desde que se iniciaron las sucesivas reformas de los Sistemas de Formación, ¿que se ha hecho?; estoy convencido que el Plan Maluquer que seguíamos en la Universidad de Barcelona en los principios de los años 70 era más avanzado y ajustado a realidad que todos los Planteamientos Pedagógicos  que han venido después, incluidos los actuales.

Los distintos Sistemas de Formación ¿se han preocupado por tener una mínima previsión de las necesidades que iba a tener el Mercado Laboral con 10 años de adelanto?. Un ejemplo, el año 1996 el presidente de CREA propició poner en marcha un Plan de Inserción Laboral Juvenil, que era lo más parecido a lo que 20 años después ha recibido amplios parabienes como Formación Dual; llevamos 20 años de retraso y para aquel momento existen las hemerotecas.

Las Empresas en este momento plantean unos perfiles profesionales para incorporar a sus organizaciones, en los que priman los conocimientos y la experiencia que ha de parecerse  en un alto porcentaje a lo que deberán hacer en su nuevo empleo, ¿Esto se puede cuadrar? Pienso que difícilmente porque los que cumplen los requisitos están ocupados en proyectos similares y los que deben reciclarse no son aceptados porque no tienen el conocimiento adecuado.

Por lo tanto, si hay colectivos de desempleados que deben reinventarse y decimos  que muchas empresas no encuentran los profesionales cualificados que necesitan, que vamos a hacer, paralizar los sistemas productivos porque no encontramos quien nos resuelva de manera inmediata la operatividad, o adquirimos el compromiso de asumir las personas de esos colectivos que tiene capacidad y motivación por reinventarse. Los Sistemas de educación que nos han brindado nuestros próceres durante 40 años han mostrado su éxito; decidamos ahora ser nosotros los que les proporcionemos los nuevos Sistemas más ajustados a la realidad y con cierta perspectiva de futuro.

José Luis Morte – Director de RH Asesores Zaragoza